DIVISION_POLITICA_DE_MAIPU

APORTE DEL OBSERVATORIO URBANO AL PLAN DE ORDENAMIENTO MUNICIPAL DE MAIPU

El Colegio de Arquitectos de Mendoza fue cordialmente invitado por la Municipalidad de Maipú, a la presentación de su Plan de Ordenamiento Territorial Municipal y a su posterior y correspondiente Audiencia Pública.

El Observatorio Urbano del CAMZA, ha elaborado un documento técnico con la evaluación sectorial del mismo, desde la particular mirada que nuestra formación como arquitectos nos provee, con la intención de generar un aporte al equipo   responsable de su elaboración y la comunidad en general.

Maipu, imagen para página.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Plan de Ordenamiento Territorial. Municipalidad de Maipú

 

El día 11 de Octubre pasado, la Municipalidad de Maipú convocó a una Audiencia Pública para la evaluación del Plan Municipal del departamento de Maipú, a la que el Colegio de Arquitectos de Mendoza, fue cordialmente invitado. Asistieron como representantes, el Arq. Pablo Pithod y la arquitecta Silvana Bragagnini.

A continuación, se detallan algunos aspectos y opiniones relativas al documento recibido y a la exposición realizada del Plan Municipal de Ordenamiento Territorial durante la Audiencia Pública realizada.

El Plan ha respetado cuidadosamente todas las instancias de la metodología de planificación  establecida por el equipo responsable de la propuesta metodológica implementada por el gobierno provincial.

Se elaboró un diagnóstico exhaustivo de la situación ambiental y socioeconómica del departamento a partir de la recolección de datos organizados según una serie de ejes de análisis.

El informe presentado ante la comunidad y sometido a Audiencia Pública el día 11 de octubre próximo pasado, contiene detallada información sobre los ecosistemas que conforman el departamento, la caracterización socioeconómica de sus habitantes, los escenarios tendenciales de desarrollo y el escenario deseado propuesto por la gestión.

Se distinguen claramente las distintas etapas que componen el proceso de elaboración del Plan llegando a definir los proyectos vinculados a los diferentes programas propuestos para alcanzar objetivos formulados en instancias previas.

Sin embargo, se opina que la formulación de proyectos necesitaría una mayor definición a fin de superar la instancia de una mera declaratoria de objetivos. Muchas veces los proyectos aparecen descriptos con un contenido propio de objetivos, sin definir obras concretas en el territorio que puedan vincularse al objetivo buscado.

Por otra parte, no podemos dejar de mencionar la ausencia de identificación de los llamados  Paisajes Culturales, tan importantes para orientar el desarrollo a futuro según una lectura más definida del territorio cultural a intervenir. En los ámbitos de planificación, ordenamiento y desarrollo del habitat, la importancia de la identificación de paisajes culturales ha sido creciente a nivel mundial.

Esta mirada sobre el Paisaje Cultural, no responde solamente a temas vinculados al fortalecimiento de la actividad turística o la preservación patrimonial desde un punto de vista simbólico e identitario.

En la actualidad, los Paisajes Culturales permiten identificar comunidades, grupos humanos que se asientan en el territorio de una manera particular que comparten además dinámicas de funcionamiento o sistemas de valores que le son comunes. Por lo tanto, necesitan proyectos especiales acordes a aquello que lo que los define y agrupa y que muchas veces atraviesan todos los estratos socioeconómicos.

Los Paisajes Culturales permiten además identificar modos particulares de adaptación al territorio, que sobreviven a pesar del tiempo y que ameritan ser analizados y evaluados para reconocerlos como parte de aquello que nos identifica.

La incorporación de esta mirada en la metodología de un Plan de Ordenamiento Municipal –PMOT-, resultaría particularmente importante en un territorio de oasis irrigado urbano y rural como el que caracteriza a nuestros asentamientos, por las particularidades de adaptación que han generado en las diferentes geografías.

Su reconocimiento y valoración permite orientar la planificación de las nuevas prácticas propias de la intervención humana en el territorio que son contrapuestas con lo existente y consolidado, a fin de evitar conflictos de intereses, pérdida de identidad o pérdida de Paisaje Cultural.

En el presente Plan muchos de estos conflictos, detectados en los talleres participativos, son reconocidos y descriptos como amenazas, pero no se proponen caminos o proyectos concretos para establecer prioridades y equilibrar fuerzas en tensión.

La dicotomía “pérdida de tierra productiva versus barrio privado” aparece sólo enunciada, sin propuestas de resolución, aunque representa una tensión importante que afecta una parte importante del territorio municipal y atenta contra la supervivencia del Paisaje Cultural del oasis irrigado y las problemáticas del colapso vehicular del área Metropolitana en el flujo vehicular  dominante “hacia y desde “el centro polifuncional de la misma.

Al respecto, consideramos importante y conveniente, la formulación de un mapeo de asentamientos que diferencie las urbanizaciones de tipo privado de aquéllos que se insertan en la trama formal, por la fragmentación y la dispersión, que provocan en la trama urbana y rural y por la particular morfología de ocupación de suelo, que generan.

En la Audiencia Pública se presentaron uniones vecinales que no habían sido identificadas en los talleres participativos por lo que se comprueba la importancia del reconocimiento de los Paisajes Culturales y desde allí la construcción de territorios culturales. Generalmente éstos no sólo se conforman por las características geográficas del terreno, sino que incluyen elementos de representatividad de tipo formal y cultural aportados por sus habitantes.

En relación a puntos de contacto con otros departamentos, se detectan oportunidad de cooperación profesional y técnica, tanto en la detección de conflictos comunes, relevamiento de información, metodologías de abordaje común de problemáticas, alternativas de solución ya que no casi no existen límites reales en los territorios, como por ejemplo lo que está sucediendo con Guaymallén en el cinturón productivo agrícola e industrial o con Luján de Cuyo.

 

Arq. Silvana Bragagnini    – Arq. Pablo Pithod

 

 

 

 

 



banner_observatorio
omint
Slide background
Slide background

Menú Proveedores