arboles

Repercusiones por la posición del CAMZA ante la modificación de la ley de arbolado público.

Han continuado los comentarios y repercusiones por las críticas que desde el CAMZA y otras instituciones hemos formulado al proyecto de modificación de la ley 7874 de arbolado público.  A las notas  periodísticas ya reproducidas en nuestra página, se ha sumado la publicación que, en el día de hoy, ha realizado Diario Uno. Tal como están las cosas, después de las reuniones con legisladores y los documentos incorporados al expediente, el proyecto de modificación está siendo modificado con criterios más cercanos a algún consenso.

 

Arbolado Público plantean cambiar la ley y hay polémica

 

Varias organizaciones se mostraron en desacuerdo a los cambios a la ley de Arbolado Público. Advierten que va en contra del principio de progresividad.

 

Un proyecto en la Legislatura propone modificar la ley 7.874 de Arbolado Público que le otorgará mayor libertad a los municipios para llevar adelante tareas de poda o erradicación. Advierten que esto iría en contra del principio de progresividad que establece el derecho ambiental y que también pondría hacer caer un crédito que el BID le otorgó a Mendoza.

La iniciativa de la diputada oficialista Ana María Andía ingresó en la Legislatura en octubre del 2019 y, actualmente, se encuentra en la comisión de Legislación y Asuntos Constitucionales (LAC) donde el martes podría ser tratada con el acompañamiento de la UCR y de los legisladores justicialistas más ligados al ala de los intendentes.

Son varias las organizaciones, asociaciones y colegios profesionales que se han mostrado en contra del proyecto. Como primer punto, piden que no sea evaluado durante el contexto de pandemia debido a que las restricciones sanitarias no garantizarían la participación de todos los sectores ni la participación ciudadana.

Es que, la 7.874 fue pionera en establecer al Sistema de Arbolado Público como patrimonio natural y cultural de Mendoza, de interés provincial y se le otorgó el carácter de servicio público prioritario

Bajo este marco legal, es la Dirección de Recursos Naturales Renovables la autoridad de aplicación y solo bajo su autorización, las municipalidades pueden interferir en los forestales, salvo casos de urgencia o peligro.

El ex intendente de San Carlos y actual presidente de la comisión de LAC de diputados, Jorge Difonso, mostró sus reparos sobre el escrito que buscan que se convierta en ley.

«Hay una situación previa que se da entre los municipios y las organizaciones de cuidado del medio ambiente. He sido intendente durante varios años y sé que se reciben muchas solicitudes cotidianas de la comunidad para la erradicación o poda de algunas especies por situaciones que pueden darse a problemas como vientos zonda o alguna vereda levantada. Ahí, es cuando el aparato municipal busca darle solución a estas cuestiones pero la autoridad de aplicación y quien te autoriza es la Dirección de Recursos Naturales. Estos trámites puede conllevar burocracia. Esa es la puja que existe«, explicó Difonso, quien advierte que el proyecto le da una cierta potestad a las municipalidades para avanzar en acciones sin necesitar el permiso explícito de un ente provincial.

Es que, de aprobarse este proyecto, las comunas solo deberán presentar un plan de acción para poder intervenir en el arbolado público, en caso de que la Dirección provincial no se expida al respecto en un tiempo determinado, el planteo municipal se dará por aprobado.

Al quitarle peso a la autoridad a un organismo provincial, el planteo podría ir en contra del principio de progresividad que debe cumplir toda legislación sobre el medio ambiente. Difonso también sumo el principio de congruencia establecido en la Ley General del Ambiente. El ex intendente además indicó que la ciudadanía de Mendoza tiene una «relación especial» con el arbolado por lo que es fundamental los consensos en esta materia.

 

Asociaciones y profesionales mostraron su disidencia

 

La Asociación de Derechos Humanos Xumek se manifestó en contra del proyecto al entender al arbolado público como un derecho fundamental de los mendocinos. A través de un comunicado, señalaron: «Los árboles y las áreas verdes son indispensables para tener un ambiente sano. En Mendoza, en la que predominan las zonas áridas y las temperaturas oscilan de manera significativa entre el invierno y verano, el arbolado ayuda a atemperar las extremas temperaturas de ambas estaciones. Durante el caluroso verano mendocino los árboles ayudan a reducir el uso del aire acondicionado, y por eso son considerados indispensables para conseguir ser una ciudad sostenible».

Por otra parte, desde el Colegio de Arquitectos de la provincia (CAMZA) han decidido intervenir para que este escrito no siga adelante.

Son varios los profesionales que han mostrado sus opiniones contrarias a la legislación que se pretende aprobar. «La provincia se desentenderá de uno más de los aspectos que deben ser políticas de unidad que exceden los límites departamentales y se acentuará la fragmentación sobre el diseño y la administración del territorio. Porque, digámoslo de una vez, en las actuales condiciones y con ese panorama por delante, la única política vigente sobre el arbolado de la provincia tiene más que ver con actitudes prepotentes y nada con su promoción y desarrollo. Hay prepotencia cuando en nombre del progreso, las obras públicas se llevan por delante la forestación urbana como si no existiera otra posibilidad de concretarlas«, se expone en uno escritos difundidos por CAMZA.

En él también se detalla que en el proyecto del Memorial de la Bandera se pretendió erradicar alrededor de 70 árboles del Parque Cívico. Mientras que la obra del Metrobus pretendía la eliminación de 100 forestales de la avenida San Martín de Godoy Cruz.

 

La Asamblea Del Árbol pide no aprobarla

 

Teresita Capezone, integrante de la Asamblea Del Árbol, aseguró que se enteraron sobre el avance del proyecto «por casualidad» ya que no fueron llamados a participar del debate. Su postura es en contra del proyecto y en defensa de la 7.874 ya que, según señaló, se trató de una ley de consenso.

«No es la primera vez que se quiere cambiar la ley. Muchos municipios están en contra de someterse a la tutela de la Dirección de Recursos Naturales. La primera irregularidad que encontramos en este proyecto es que no se convocó al concejo de arbolado. Sabemos que la ley, solo hay que mirar la erradicación injustificada de ejemplares o la construcción de acequias ciegas que impiden el riego», aseguró Capezone.

Desde la asamblea entienden que este escrito haría la legislación más laxa y permisiva y esto podría poner en mayor riesgo al arbolado público.

Por otra parte, señaló que el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) le otorgó a Mendoza un crédito para llevar adelante el Proyecto de Recuperación y Refuncionalización del Arbolado Urbano para el Área Metropolitana con un presupuesto de U$S 2.500.000.

Este proyecto tiene como marco legal la legislación que se pretende modificar. Esto, según Capezone, podría provocar la caída del desembolso que tiene como uno de sus propósitos el ambicioso Censo Arbolado Urbano que ya fue adjudicado.

«Nos parece muy desencajado no hacer una verdadera consulta e, incluso, arriesgarse a la caída del crédito para que esto salga«, señaló la mujer.

 

Fuente: DIARIO UNO

https://www.diariouno.com.ar/arbolado-publico/plantean-cambiar-la-ley-y-hay-polemica-n576186

banner_observatorio
WhatsApp Image 2020-09-22 at 12.24.42
seguros2
BANNER

Menú Proveedores